Se promoverá la creación de redes con otros grupos de trabajo a nivel regional, nacional y europeo. Los casos de éxito necesitan ser difundidos en toda la UE y las experiencias de otros proyectos  serán  consideradas con el fin de impulsar la reutilización de agua en  las industrias.